Si conoce a una persona o empresa que intenta defraudar al gobierno federal y da a conocer esta información, podría ser recompensado económicamente por su valor. Las personas que lo hacen son conocidas como denunciantes o Whistleblower, y juegan un papel importante en exigir responsabilidad a las empresas e industrias. Además, velan por el buen manejo del dinero de los contribuyentes.

Denunciar el fraude o cualquier otra actividad ilegal que vaya en contra del interés público beneficia al gobierno y a su gente. Por eso nuestro país ofrece incentivos y protecciones a quienes comparten información verificable con ellos.

Aunque al presentarse se ponga nervioso por el temor a las posibles repercusiones por parte de su empleador, existen leyes que lo protegen de estas represalias. Continúe leyendo para conocer más sobre estas leyes y sobre cómo Morgan & Morgan lo puede ayudar.

¿Cuáles son algunos ejemplos de fraude?

Cuando un individuo o una empresa buscan obtener fondos injustificados por parte del gobierno federal se considera fraude y una violación de la Ley de Reclamos Falsos (FCA). La FCA, también conocida como la Ley Lincoln, impone responsabilidades a los individuos y compañías que defraudan a los programas gubernamentales.

El fraude se produce prácticamente en todas las industrias en las que existen contratos oficiales, e incluyen convenios o aspectos como:

  • Medicare y Medicaid
  • Los contratistas de Defensa
  • La atención médica
  • Con farmacéuticas
  • Medio ambiente
  • El seguro federal de cosechas
  • Sector de la construcción
  • Préstamos estudiantiles federales

Para obtener más información sobre los tipos de fraude cometidos contra el gobierno, haga clic aquí.

¿Qué es el Informante?

Qui Tam es una disposición de la FCA que permite que los ciudadanos particulares, con pruebas de fraude contra la administración federal, puedan demandar al infractor en nombre del gobierno de los Estados Unidos. Estos ciudadanos son recompensados con una suma considerable en la remuneración financiera que se logre (15-30% promedio del monto total).

La disposición Qui Tam fue promulgada para alentar a los ciudadanos particulares a presentar información sobre entidades que defrauden programas federales, permitiendo así al gobierno recuperar los fondos robados. Las demandas Qui Tam se diferencian de otras, como las de daños personales, en que la persona que presenta dicha demanda no es la directamente perjudicada.

Cualquier persona con información sobre fraudes contra el gobierno -un empleado, un contratista, un competidor o alguien más- puede entablar una demanda Qui Tam. 
Si tiene información sobre el fraude contra el gobierno de los Estados Unidos póngase en contacto con Morgan & Morgan. Nuestros abogados pueden ayudarlo a determinar si tiene un caso y lo orientan de forma segura a través del proceso.

¿Cómo se protege a los denunciantes?

El gobierno ofrece ciertas protecciones a los denunciantes. La FCA proporciona protección contra las represalias: los acusadores no pueden ser acosados, amenazados, degradados, despedidos o discriminados si deciden presentarse. 

Si usted ha sido tratado injustamente por haber hecho una denuncia puede cursar una demanda contra su empleador pidiendo una indemnización por daños y perjuicios que incluya la reincorporación, si fue despedido, y el pago retroactivo. Incluso, si su reclamación resulta ser infundada está protegido contra las represalias siempre y cuando su petición se haya hecho de buena fe.

¿Los empleados del gobierno también pueden ser denunciantes?

Los empleados oficiales también pueden denunciar a su propio gobierno. La Ley de Protección de Denunciantes es una ley federal que otorga a estos individuos protección si revelan actos de comportamiento ilegal y poco ético por parte del gobierno de los Estados Unidos, como:  

  • Violaciones de la ley, reglas o regulaciones
  • Abuso de autoridad
  • Malversación de fondos
  • Malas prácticas durante la gestión
  • Peligro fundamental para la salud o la seguridad pública

Si usted es un empleado oficial que descubrió un posible fraude por parte del gobierno federal y sufrió una represalia, como por ejemplo descenso de categoría, recorte de sueldo, despido o acoso, póngase en contacto con nosotros. Nuestros abogados pueden revisar su caso de forma gratuita y sin riesgos.

¿Qué puede hacer un abogado denunciante?

Las demandas de los denunciantes son complejas, pero nuestro equipo legal tiene el conocimiento para manejar su caso. Nuestros abogados tienen experiencia en el litigio Qui Tam y otras demandas de denunciantes, desde el fraude en la atención médica hasta las estafas por parte de algunos contratistas del Departamento de Defensa. Contamos con los recursos para cubrir los gastos asociados con su demanda y lo hacemos de la siguiente manera:

  • Evaluamos su demanda y todas las pruebas relacionadas con ella
  • Le ayudamos a presentar una demanda o la información relacionada en el programa de denunciantes de acuerdo con el caso
  • Persuadimos al gobierno para que se involucre en su caso, lo que aumenta las probabilidades de éxito
  • Buscamos la máxima compensación por sus contribuciones como denunciante
  • Lo acompañamos de principio a fin

Nuestros abogados comprenden que usted pueda ser reacio a presentar una demanda Qui Tam, pero es importante que sepa que todas las demandas de la FCA se entablan de forma confidencial y no las conoce el acusado o el público en general.

Póngase en contacto con un denunciante/abogado de Qui Tam.

Si tiene conocimiento de un fraude contra o por parte del gobierno federal, no dude en llamar a nuestros abogados. La consulta es gratuita y confidencial. Solo tiene que rellenar un formulario para contratar nuestros servicios

Para conocer noticias e información relacionadas con los denunciantes, visite el sitio web de Abogados Denunciantes y escuche nuestro podcast.