Los abogados de Morgan & Morgan comprenden el impacto que puede generar en un individuo y su familia, un reclamo denegado del Seguro Social por discapacidad. Especialmente cuando estos beneficios son la principal fuente de ingresos del solicitante. La mayoría de las veces, las solicitudes al Seguro Social por discapacidad se niegan inicialmente; sin embargo, una denegación inicial no significa necesariamente que el solicitante no tenga derecho a los beneficios.

Desafortunadamente, los solicitantes que han sido rechazados pueden optar por abandonar sus reclamos, en lugar de proceder con una apelación (un proceso que indudablemente intimida a los solicitantes incluso en casos típicos de lesiones personales), en los que potencialmente podrían recuperar los beneficios que legítimamente se les deben. Nuestros abogados de Seguro Social en Morgan & Morgan, tienen una amplia experiencia en la representación de personas en los procesos de solicitud y apelaciones, entre otras áreas de práctica, y cuentan con los recursos necesarios para recuperar los beneficios que nuestros clientes merecen.

Lucharemos Gratuitamente por Usted

Si a usted le han negado los beneficios del seguro social, aquí hay algo que debe saber. El bufete de abogados que elija marca una GRAN diferencia.

De hecho, Morgan & Morgan recuperando el seguro social para los clientes a los que les ha sido negado, gana un mayor número de casos dentro del promedio nacional. Eso significa que cuando contrata a nuestros abogados, usted tiene una muy buena posibilidad de cobrar, en comparación con un abogado promedio. Ese es un pacto realmente IMPORTANTE y sincero. Llámenos ahora para programar una consulta gratuita y sin compromiso. Investigaremos su reclamo sin cargos y solo nos pagará si gana.


Preguntas frecuentes

Cómo Solicitar Los Beneficios Del Seguro Social Por Discapacidad En Florida

Los trabajadores lesionados, al igual que aquellos que son elegibles para la compensación laboral, deben solicitar los beneficios por del Seguro Social por discapacidad tan pronto como se vean discapacitados. Usted puede solicitar los beneficios de SSD agendando una cita con un representante de la Administración del Seguro Social (SSA) o realizando una solicitud en línea. El representante de reclamos asignado a su caso, le responderá cualquier pregunta que pueda tener sobre el proceso de solicitud.

Él o ella también manejarán la documentación necesaria para enviar su reclamo a la oficina Servicios Para Determinación de Discapacidad (DDS), quienes tomarán una determinación inicial, sobre si se lo considera discapacitado o no, según los requisitos de la SSA. El representante de reclamos también determinará los programas de discapacidad para los que usted puede ser elegible, así como también determinará los beneficios para los que usted es elegible de acuerdo a su historial laboral.

Nuestra recomendación encarecida a los solicitantes es que hablen con un abogado de discapacidad del Seguro Social antes de comenzar el proceso de solicitud. Un abogado les podrá explicar el proceso para solicitar beneficios y reunir los documentos necesarios para presentar un reclamo.

¿Cómo puede ayudarme un abogado de discapacidad del Seguro Social a presentar un reclamo?

A casi el 60 por ciento de todos los solicitantes, se les niegan inicialmente los beneficios por discapacidad, y cerca del 90 por ciento de los solicitantes, buscan la ayuda de un representante en algún momento del proceso. El proceso de solicitud y apelación de reclamaciones denegadas, usualmente es complicado, las posibilidades de éxito son mucho mayores con la ayuda de un abogado experimentado en Seguro Social por discapacidad.

Contratar a un abogado puede aumentar sus posibilidades de aprobación y ayudar a evitar denegaciones basadas en tecnicismos u otros errores comunes. Nuestros abogados experimentados, pueden ayudarlo a recopilar información vital para el éxito de su reclamo y asegurarse de que complete los pasos necesarios para obtener los beneficios.

Si contrata a un abogado de Seguro Social por discapacidad para que lo ayude con su reclamo, él o ella lo guiarán a través del siguiente proceso:

Preparación: preparar su reclamo, esto incluirá la recopilación de documentos y la información adicional, que es una parte esencial del proceso de reclamo. Un abogado lo puede ayudar a reunir la documentación necesaria para fundamentar su reclamo, como lo es la información personal (incluida información sobre sus hijos o cónyuge); información militar, si aplica; Formularios del IRS; información de cuentas bancarias; direcciones y números de teléfono; registros médicos detallados y referencias; historial de médico; lista de antecedentes laborales; e información sobre otras reclamaciones por discapacidad, si corresponde.

A usted se le pedirá que presente una amplia documentación a la SSA, determinar qué información se requiere para su reclamo puede ser un proceso difícil. Un abogado puede ayudarle a garantizar que su reclamo cumpla con los requisitos de la SSA, lo que puede ayudarle a acelerar el proceso de solicitud. Él o ella, también pueden ayudarlo a recopilar documentos a los que usted no puede acceder por su cuenta.

Comunicación: Un abogado puede realizar un seguimiento del estado de su reclamo, alertarlo sobre cualquier nueva solicitud de información y hablar con representantes de la Administración del Seguro Social (SSA), en su nombre para responder las preguntas que puedan surgir con respecto a su solicitud. En Morgan & Morgan, entendemos que muchos solicitantes trabajan y cuidan de sus familias, es posible que no tengan el tiempo necesario para tratar con la SSA mientras esta revisa su reclamo.

Finalización de un reclamo: si se aprueba su reclamo por discapacidad, su abogado revisará los cálculos de la SSA para determinar si se omitió alguna información vital o si se cometió algún error. También abordará cualquier pregunta que pueda tener sobre sus nuevos beneficios.

Apelación: si su solicitud de beneficios no fue aprobada, es posible que pueda presentar una apelación con un abogado.

Apelar Una Reclamación Denegada Al Seguro Social 

Seguro Social por Discapacidad

Si su solicitud de SSD ha sido denegada, o cree que no recibió la compensación adecuada, puede apelar la decisión, presentando una solicitud por escrito dentro de los 60 días posteriores a la recepción de la carta de decisión. Luego, sus reclamos pasarán por cuatro niveles de apelación, que incluyen:

Reconsideración: si su solicitud inicial de beneficios ha sido denegada, su abogado presentará una solicitud de reconsideración. Durante esta etapa, un examinador de reclamos que no participó en el proceso de revisión inicial reconsiderará su solicitud. Ellos, tomarán en consideración cualquier nueva evidencia que usted o su abogado hayan descubierto para complementar su reclamo. Su abogado puede responder en su nombre a cualquier pregunta que le haga el examinador de reclamos durante esta etapa.

Audiencia: si su reclamo es rechazado repetidamente, o si no está de acuerdo con los resultados, el siguiente paso es solicitar una audiencia ante un juez de derecho administrativo. Durante esta etapa, su abogado puede prepararlo para las preguntas que podrían hacerle en su audiencia; solicitar al juez que cite a testigos vitales para probar la legitimidad de su reclamo; argumentar su caso ante el juez; interrogar a testigos y peritos; presentar nueva evidencia o información que crea que no fue revisada adecuadamente; y, si ya se le han otorgado beneficios, pídale al juez que revise y reevalúe los cálculos.

Consejo de apelaciones: si la determinación del juez no se ajusta a sus necesidades y no está satisfecho, puede solicitar que el Consejo de apelaciones del Seguro Social lo revise. Sin embargo, usted debe saber que el Consejo no está obligado a concederle otra audiencia. Si se le otorga una determinación secundaria, su caso puede resolverse o presentarse al juez administrativo. Si ocurre esto último, su abogado esencialmente tendrá que repetir los pasos tomados en la audiencia inicial.

Tribunal federal: si su reclamo es rechazado para revisión ante un juez de derecho administrativo, o si no está de acuerdo con la decisión del Consejo de Apelaciones, puede presentar una demanda en el tribunal de distrito federal.


Tipos de beneficios del Seguro Social por discapacidad

Beneficios Del Seguro Por Discapacidad (SSD o SSDI): este es el beneficio más popular proporcionado por la SSA. Los beneficios del seguro de invalidez cubren a millones de personas, que fueron empleadas recientemente pero que ahora están discapacitadas. Los solicitantes elegibles son aquellos que han trabajado un total de por lo menos cinco de 10 años, antes de desarrollar sus discapacidades. Los dependientes, incluidos los hijos y los cónyuges, también pueden cobrar si un padre califica para SSDI. Los montos de los beneficios por discapacidad se basan en el historial laboral y los ingresos del solicitante.

Beneficios Para Hijos Adultos De Padres Discapacitados (DAC): Los hijos de personas discapacitadas que se encuentren entre las edades de 18 y 22 años, pueden ser elegibles para recibir beneficios si sus padres reciben beneficios de jubilación del Seguro Social o SSD, o han fallecido.

Viudo o viuda de una persona discapacitada (DWB): Estos beneficios se brindan a las viudas o viudos mayores de 50 años, que desarrollan discapacidades dentro de los siete años posteriores a la muerte de sus cónyuges. La viuda o viudo, debe haber estado casada con el fallecido durante un mínimo de 10 años.

¿Yo soy elegible para los beneficios por discapacidad del Seguro Social?

La SSA ha creado un proceso de cinco pasos para determinar si se aprueba una solicitud de SSD. Los criterios incluyen lo siguiente:

Paso número uno: ¿Actualmente se encuentra trabajando el solicitante? La SSA no considerará a una persona por discapacidad si gana más de una cantidad específica mensualmente. Si ganan menos de la cantidad designada, la SSA analizará más a fondo la condición médica del solicitante.

Paso número dos: ¿La condición médica del solicitante es grave? Para que la SSA dictamine que el solicitante está “discapacitado”, la condición médica debe impedir que el solicitante realice funciones básicas de trabajo durante al menos un año. Si este es el caso, la SSA examinará el paso tres.

Paso número tres: ¿La condición médica del solicitante se encuentra en la lista de condiciones discapacitantes de la SSA? Si la condición médica del solicitante no está en la lista de enfermedades que automáticamente califican para discapacidad, la SSA verificará si la condición es tan grave como las de la lista. Si la condición no se ajusta a la lista, la SSA examinará el paso cuatro. Algunas de las condiciones de discapacidad de la SSA incluyen:

  • Trastornos mentales, como trastorno bipolar, autismo, depresión, ataques de pánico, ansiedad, esquizofrenia y trastorno de estrés postraumático (TEPT).
  • Problemas del sistema musculo esquelético, como afecciones de la espalda y la columna, artritis, amputaciones, fracturas, síndrome del túnel carpiano, escoliosis y fibromialgia.
  • Trastornos de la piel, como psoriasis, quemaduras e ictiosis.
  • Enfermedades respiratorias, como asma, enfisema, hipertensión pulmonar primaria (HPP), fibrosis quística y trasplantes de pulmón.
  • Trastornos del sistema inmunológico, como esclerosis múltiple (EM), VIH / SIDA, lupus y artritis reumatoide.
  • Problemas del tracto digestivo, como enfermedad de Crohn, enfermedad hepática, hepatitis y enfermedad inflamatoria intestinal (EII).
  • Deficiencias que afectan a múltiples sistemas corporales, como la enfermedad de Lyme y los trastornos metabólicos.
  • Problemas de los sentidos y del habla, como pérdida de la vista, la audición y el habla.
  • Trastornos endocrinos, como diabetes, problemas de tiroides, neuropatía y obesidad.
  • Afecciones cardiovasculares, como insuficiencia cardíaca y enfermedad de las arterias coronarias.
  • Trastornos neurológicos, como parálisis cerebral, accidente cerebrovascular, lesión cerebral traumática (TBI), enfermedad de Parkinson y epilepsia.
  • Deficiencias genitourinarias, como enfermedad renal crónica (riñón) y hemodiálisis crónica.
  • Trastornos hematológicos, como anemia de células falciformes, hemofilia y mielofibrosis.
  • Enfermedades neoplásicas malignas, como leucemia, linfoma y la mayoría de los tipos de cáncer.

Paso número cuatro: ¿El solicitante puede realizar el trabajo que hacía antes? La agencia revisará el reclamo del solicitante y decidirá, basándose en la lesión del solicitante, si es capaz de realizar el trabajo que realizaba antes de la lesión. Si no pueden, la SSA pasará al paso cinco.

Paso número cinco: ¿El solicitante es capaz de realizar algún otro trabajo? La SSA revisará la edad, la condición médica, la educación, la experiencia laboral pasada y las habilidades del solicitante para determinar si puede realizar un trabajo remunerado con una capacidad diferente. Si el solicitante no es físicamente capaz de realizar otro trabajo, la SSA dictaminará que el solicitante está "discapacitado".

Pruebas de elegibilidad laboral: Además de los requisitos antes mencionados relacionados con la discapacidad, los solicitantes deben cumplir con dos pruebas de duración de la prueba de trabajo y la prueba de trabajo reciente, para calificar para los beneficios.

Requisitos de crédito laboral del Seguro Social por Discapacidad

La SSA determina si los trabajadores han trabajado lo suficiente para recibir beneficios, calculando las cantidades que deberían recibir y convirtiendo sus ganancias en créditos laborales. Un trabajador puede ganar cuatro créditos por un año de trabajo, dependiendo de sus cambios de ingresos anuales (una cuarta parte de la cobertura o QC) cada año. En 2017, un trabajador obtendrá un crédito de trabajo por cada $ 1,300 de salario o ingresos por trabajo por cuenta propia. Sin embargo, cuando el trabajador gana más de $ 5,200, tiene un tope anual, ya que recibió cuatro créditos. La fórmula para este número es complicada, pero se recalcula anualmente y nunca disminuye. 

Beneficios Del Seguro Social Por Fallecimiento 

El Seguro Social está destinado a ser una forma de protección para los padres que trabajan y para sus familias. Si un padre muere, sus hijos pueden tener derecho a recibir beneficios para compensar la pérdida financiera.

Los hijos solteros pueden cobrar beneficios después de la muerte de uno de los padres si cumplen con las siguientes condiciones:

  • Menores de 18 años
  • Tienen entre 18 y 19 años, pero están matriculados como estudiantes de tiempo completo en escuelas secundarias.
  • Tiene 18 años o más, pero tiene discapacidades graves que se manifestaron antes de los 22 años.

Los Beneficios Para Hijos Discapacitados

El programa de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) puede ayudar a las familias con niños que tienen discapacidades graves si en estas tienen ingresos mínimos y recursos limitados. Estos beneficios pueden ser pagados independientemente de la capacidad de los padres para trabajar y continuarán mientras el niño esté discapacitado y no pueda mantenerse económicamente.

Los hijos pueden ser elegibles para el seguro de Discapacidad SSI si cumplen con los siguientes requisitos:

  • Tienen condiciones físicas o mentales tan graves que le generan al menor serias limitaciones funcionales.
  • Tienen estas condiciones durante al menos 12 meses.
  • Es probable que las condiciones sean la causa de sus muertes.
  • No tienen un empleo remunerado y realizan un trabajo que la administración de SSI considera "trabajo sustancial".

¿Por qué se les niega a las personas la discapacidad del seguro social?

Las siguientes son las principales razones por las que inicialmente se deniega a los solicitantes de SSD:

Condenas pasadas: generalmente, las condenas pasadas no influirán en la capacidad de cobrar los beneficios de SSD. Sin embargo, los convictos no serán elegibles para recibir beneficios si la discapacidad se manifestó durante la pena por un delito grave; la discapacidad surgió o empeoró mientras estaba en una institución correccional; ellos mismos quedaron huérfanos o viudos intencionalmente para recibir beneficios; o se viola la libertad bajo palabra o la libertad condicional.

La discapacidad se debe a la dependencia de las drogas o el alcohol: si el solicitante tiene una adicción a las drogas o al alcohol que fue un factor importante que contribuyó a la discapacidad, no será elegible para los beneficios.

Negativa a cooperar: La SSA requiere que los solicitantes presenten las historias clínicas de sus médicos tratantes. El incumplimiento puede resultar en la denegación de SSD. Para los solicitantes que no tienen un médico tratante, la SSA solicitará un examen con uno de sus médicos. Los solicitantes que falten a sus citas o se nieguen a los exámenes de consulta pueden ser rechazados. 

Fraude: la SSA puede rescindir los beneficios de un solicitante si obtuvo SSD mintiendo en su solicitud, además podría ser procesado por fraude.

Discapacidad a corto plazo: para ser elegible para los beneficios de SSD, la SSA debe determinar que la lesión o el impedimento, como los sufridos en un accidente automovilístico, durarán al menos un año o serán fatales. Los solicitantes ciegos son la única excepción.

Beneficios Por Discapacidad A Largo Plazo

Algunas personas tienen pólizas de seguro por discapacidad a largo plazo (LTD) a través de sus trabajos, tienen su propia cobertura o tienen estas pólizas incorporadas en sus planes de pensión. De manera similar a SSD, LTD compensa a los empleados discapacitados por una parte de los ingresos que habrían recibido si estuvieran trabajando.

LTD tiene su propio conjunto de reglas y pruebas complicadas que determinan la elegibilidad y los montos de pago y, con frecuencia, los solicitantes deben solicitar SSD y LTD simultáneamente. Si bien las políticas de SSD tienen un conjunto de reglas y procedimientos estandarizados, los lineamientos que rigen las políticas de LTD pueden variar. Las compañías de seguros, tienen antecedentes denegando reclamaciones de pólizas de LTD por rutina y pueden suspender el pago prematuramente incluso si la persona todavía está enferma, lesionada o discapacitada.

Si solicitó asistencia por discapacidad a largo plazo (LTD) y se le negó su reclamo o sus beneficios terminaron prematuramente, comuníquese con nosotros hoy llenando una [evaluación de caso gratuita] para obtener ayuda. Nosotros también podemos ayudarlo si aún no ha solicitado los beneficios o si ya se los han negado.